Hadrian X: El albañil del futuro

Desde la edad más antigua de la construcción los ladrillos han sido la base de solidez tanto para pequeñas como para grandes obras. Sobre esta tradición que ha superado las distintas edades de la historia del hombre es sorprendente que incluso el método de poner los ladrillos se ha mantenido inamovible en el tiempo. Mientras más albañiles en la obra mayor velocidad en su avance al respecto de este ítem, sin embargo el avance tecnológico llegó incluso a modificar esta milenaria tradición. Es así cómo FBR (anteriormente Fastbrick Robotics), empresa australiana, ha presentado al mercado “Hadrian X”.

Hadrian X: El albañil del futuro

El principal foco de la empresa es incrementar la velocidad de construcción a través de automatizar el proceso.  Además en la aplicación sistemática de esta tecnología permite avanzar a un costo inferior al de los métodos tradicionales. Beneficios cómo la reducción en la cantidad de escombros, control del consumo en cuanto al número de bloques y de adhesivo necesarios en función del patrón de colocación.

Más que un simple camión

Este robot tiene el aspecto de una grúa común y corriente montada sobre un camión, pero con complejos ensamblados que incluyen un sistema de control, otro sistema de colocación de bloques y un tercero de estabilización dinámica. Son todos estos sistemas los que conforman el Hadrian X. Una vez los bloques son cargados en la máquina, el robot identifica cada uno de ellos y decide dónde colocarlos. También puede cortarlos en cuartos, medias partes o tres cuartos de bloque de ser necesario, almacenándolos para un uso posterior. Después se cargan en un sistema de transporte de brazo robótico y de ahí van a un cabezal que los coloca en función de la lógica y del patrón para el que la máquina haya sido programada.

Construcción con su propia geometría

Para el sistema de construcción de muros del Hadrian X, FBR ha diseñado bloques propios con su propia geometría, estos han sido optimizados para que el grosor del muro sea regular. Son 12 veces más grandes que un ladrillo estándar y permiten así maximizar la velocidad de colocación. Hadrian X puede colocar un bloque cada 45 o 55 segundos. FBR emplea además un adhesivo especial de adherencia más rápida  y fuerte que el mortero tradicional.

Los primeros éxitos de AdrianX

El primer hito tuvo lugar a nivel interno en noviembre de 2018, cuando Hadrian X construyó una casa de 180 metros cuadrados en tres días. El siguiente paso fue una prueba al aire libre que se efectuó durante los días más calurosos del abrasador verano vivido en Australia en febrero de 2019.

Ya son muchas las compañías interesadas en sumar este tipo de maquinaria a sus procesos constructivos incrementando sus resultados en velocidad y eficiencia.

AdrianX montando los ladrillos con su exclusiva geometría

La velocidad de trabajo de esta máquina puede construir un hogar de standard en una media de dos días. En un entorno adecuado y trabajando de manera continua, cada robot podría levantar entre 100 y 200 casas al año.

AdrianX mirado desde el costado donde se puede apreciar un camión tradicional

Hadrian X en lo general se puede describir como un brazo robótico que se mota en un camión convencional. Esto permite una movilidad y desplazamiento hacia los puntos deseados para realizar su tarea. Aunque también permite su disposición en otras bases, como pistas, barcos y grúas.

  • John Deere 670G: Pieza clave en los caminos del mundo
    Ver más
  • Planta de Hormigón Liebherr EZA300
    Ver más
  • Mini Excavadora CAT 303E
    Ver más
  • Nuestro Camión Mixer: El titán de faena
    Ver más
  • Bomba de Hormigón CIFA PC307D
    Ver más
  • Excavadora Case CX210C
    Ver más
  • Manipulador telescópico Dieci 33.11
    Ver más